viernes, 4 de julio de 2008

¡Que vuelvan los gays que saben escribir!

A ver si me explico. No me refiero a ningún estudio de Demoscopia o del Instituto Opina sobre el avance del analfabetismo en el colectivo homosexual. Que yo sepa, no existe tal investigación, y si existe, por favor, exijo que se haga pública a partir del lunes de la semana que viene, que la tribu ya está suficientemente trillada estos días en los medios de comunicación como para darles más pábulo.

No es nada de eso. Es que desde que estudié a Cavafis, a Lorca y a Aleixandre tenía la idea (parece ser que equivocada) de que algunos de los mejores gays son escritores... Quiero decir, que algunos de los mejores escritores son gays. Bueno, es igual. La cosa es que, dada su especial sensibilidad, el colectivo tiene una original predisposición a materializar sentimientos con una calidad elevada.

Eso creía yo, digo. Porque en las últimas semanas me he tragado dos infumables novelas de sendos homosexuales. A mí Lorca me enternece, Cavafis me sublima y Aleixandre me transforma en polvo, mas polvo enamorado... polvo metafórico, se entiende. Pero las últimas novelas de Boris Izaguirre y Antonio Gala, tanto monta monta tanto, me han dejado más frío que la última gala del Gran Quiz (por cierto, ¿hay alguien menos glamuroso que el chaval ese sabihondo que se sienta al lado de Marta Sánchez?)


Sí, ya sé que es sacrílego, por no decir lamentable, comparar a aquellos maestros con estos neonatos. Pero no los comparo. Sólo digo que si esta es la avanzadilla del colectivo en materia literaria, apaga y vámonos. Vámonos a otra época, quiero decir, a la Grecia clásica o, si me apuras, a la Macedonia de Alejandro (Macedonia como nación, ya sé yo que él también se montaba macedonias de otro tipo). No voy a hablar de las novelas porque, sinceramente, casi ni me acuerdo de qué van, sólo sé que las terminé de leer porque soy incapaz de dejarme un libro a medias (me gusta perder el tiempo, en eso y también esperando correos que nunca llegan, aunque ése es otro tema que quizás trate en el futuro).


Se llaman El pedestal de las estatuas y Villa Diamante, y no las han escrito al alimón, sino cada uno la suya. Mira, si lo hubiera hecho así, igual les salía algo más interesante. Creo que Gala tiene un negro, o dos, o tres, de los que escriben de tapadillo y también de los otros; y su editorial le publicaría incluso un tratado sobre el betún de Judea (hablando de negros). Creo igualmente que Izaguirre se ha abandonado: sus primeras novelas, algunas de las cuales leí, eran curiosas y apuntaban maneras (y me refiero a maneras literarias), pero ahora debe estar pensando en otras cosas porque le salen bodrios cercanos a sus guiones para culebrones. Y como culebrones tenían su miga, pero como finalista del premio Planeta, oiga, no. Que ya sé yo que el Planeta es un apaño, pero este año tuve dos orgasmos con el premio de marras: uno, cuando supe que se lo llevaba Millás; y el segundo, cuando leí El mundo, porque me pareció de lo mejor que ha escrito este hombre.

Pero Millás, que yo sepa, no es gay. Lástima, debería planteárselo, más que nada para levantar un poco el nivel del colectivo literario.

NOTA: Mi objetivo es levantar polémica, porque evidentemente no leo a nadie por su identidad sexual, ni creo que se deba calificar su obra teniendo en cuenta con quién se acuesta. Es una broma un poco cruel porque estos días me pesa más que nunca ser un miembro del “colectivo”, qué manía tenemos con ponernos etiquetas, y eso que no queremos que se nos discrimine... Ah, y también es un poco de envidia porque ellos pueden escribir lo que quieran y tienen un respaldo muy cómodo. Éstas son las palabras que utiliza mi editor si le presento algo que no se ajusta a su idea: “¿No puedes escribir como un gay?”

20 comentarios:

Mart-ini dijo...

que vuelvan!!

Pilar M Clares dijo...

Creo Reality que entre los millones de escritores hay la aprte proporcional de gays que existe en general. En el tema mujer sin embargo es en los últimos años, y resintiándose aún del tema sexista, es ahora cuando empieza a apreciarse una cierta igualdad.
La homosexualidad de Aleixandre --coincido contigo en su grandeza- por ejemplo , no es algo que se haya contemplado como definitivo. Quiero decir que ser homosexual hombre o mujer en general creo que no se ha tenido en cuenta. Ser mujer sí.
Y no compares, por fa. Está bien Boris, Gala, vale, pero no compares, Lorca, Aleixandre, madre mía, pedazo escritores.

Besico.¿Leer literatura por género,y no literario? No hago caso de eso.

Reality Bit dijo...

mart-ini, pero ya!

pilar m clares, ya dije que era un juego un poco malvado para encender los ánimos. En cualquier caso, las comparaciones son odiosas, pero uno echa de menos alguna generación tan apasionada como aquellas de antaño. Cualquier tiempo pasado fue mejor, se dice. Literariamente hablando, eso siempre es verdad.

Vulcano Lover dijo...

me alegro mucho de que hayas vuelto, aunque lo hagas justo cuando me voy de vacaciones... A la vuelta te leeré con calma... siempre has sido uno de los blogs que he seguido con más interés y cercanía, por muchas razones, ya lo hemos hablado en otro lugar, seguro que recuerdas...
tenemos pendiente un drexler, que lo sepas

:-)

Un abrazo apretadito.

liliput_ dijo...

Si con lo de "correos que nunca llegan" te refieres a tu liqu****ción, no te preocupes, ya está preparada. Felicidades por tu post, qué le vamos a hacer, la época de los maricas malditos, a lo jean genet, proust, wilde, withman, ha pasado. Ahora se llevan los gays a secas,y los gays no leen. besos con pus

Gunillo dijo...

Eso no es cierto, Liliput. Los gays además de ir al gym, comprar ropa y pasar las horas en el solarium también leen la Shangay!!

Reality Bit dijo...

Vulcano Lover, qué sorpresa más agradable! Claro que me acuerdo, sabes que en mi anterior etapa por aquí también te seguí de cerca y, sobre todo, hablamos de cosas que nos apasionan a los dos.
Por eso me hace tanta ilusión verte por aquí. Sí, es cierto, nos debemos un Drexler mutuo!

liliput, tan egocéntrico como siempre, no hablaba de ti, era algo mucho más prosaico (aún). Ése es el problema: hace años, como los gays no podían salir de casa, se refugiaban en la lectura (y en las orgías privadas, pero eso es otro tema); ahora que les dejan salir, pa qué van a leer? Viendo a algunos que salieron por la tele en el Orgullo se comprueba que lo del analfabetismo no es tan coña como parece.
Por cierto, liliput, cuándo paso a por lo que es mío? Y así me echo unas risas contigo, que ya lo echo de menos...

gunillo, querido, creo que le has tocado la fibra a liliput... Porque los gays no leen el Shangay, sólo miran con deseo las estampitas, como las abuelas! La revista que de verdad se leen es Odisea, como los que la hacen no tienen pelas para contratar a chulazos tan esculturales, tienen que quebrarse un poco más la cabeza para escribir cosas con enjundia (otro asunto es que lo consigan, claro).

coxis dijo...

También Aleixandre?

Jolín...

Ya decía yo que en "Se querían" había un cierto aire de drama queen...

Peritoni dijo...

UY!, ayer te escribí por aquí y no veo mi entrada...

¡Me equivoqué y escribí en el post anterior!, jajajajaja que cabeza la mía!

adhará dijo...

Me entusiasma Chema Madoz, como ya has podido comprobar.

Mi adios, de momento, es definitivo, pero pasaré de vez en cuando a suludarte.

Adhará

Reality Bit dijo...

coxis, no lo sé, por aquí se ha dicho que no está del todo claro, yo creía que sí era algo más que sabido lo de Aleixandre. Bueno, da igual, si el caso era revelarme contra el día del Orgullo, y como no puedo ser convencional, pues me dio por esta pataleta seudo-literaria...

peritoni, leí tu mensaje en el anterior post con mucha atención. Porque todo lo que dices es muy interesante. Quizás debe visitarte más a menudo...

adhara, es una lástima que justo cuando vuelvo tú te marches. Eso sí, yo seguiré visitándote de vez en cuando. Quizás algún día me lleve una sorpresa, y entonces todo volverá a su cauce... Mucha suerte, cuídate.

Javier Herce dijo...

Muchas gracias por tus palabras!!!

Sabes que después de tanto tiempo, no sabía quién eras? Tengo varios de tus libros. Enhorabuena por lanueva publicación. Me haré pronto con tu nueva obra!!!!

Espero que no tardestanto en volver...

ale dijo...

Yo compraré y sobretodo, me leeré tu libro.

Un saludo.

seleucus dijo...

No pueden volver porque nunca se han ido. Lo que pasa es que no son los que más venden. Pero en realidad todo esto es absurdo. No se escribe mejor por ser homosexual del mismo modo que no escribe mejor por tener los ojos verdes.

Libertymad dijo...

Hombre, tienes bastante razón. Y todavía no has hablado de el nuevo subgénero de novela rosa gay sazonada con una docena de polvos que sacan en Odisea. De cada diez libros, uno es bueno, otro regular y ocho son simplemente insoportables. Ni colectivos ni comunidades, ante todo somos individuos.

Reality Bit dijo...

Javier Herce, yo también te empecé a leer cuando no sabía que escribías. Pero tú eres menos discreto! Sigue luchando!

ale, qué gusto verte por aquí... Y gracias por tus palabras.

seleucus, claro que la identidad sexual no tiene nada que ver. Era sólo un juego para desquitarme de la fiesta del Orgullo, que ya no es reivindicativa, sólo busca el exceso y el jolgorio. Que aún hay cosas que pueden mejorar!

libertymad, creo que eres demasiado optimista al decir que hay 1 de cada 10 que es buena. Y mira que yo no soy el más indicado para hablar...

Caulfield dijo...

Los dos premios del Planeta de este año no los he leído y después de tu crítica, creo que ni lo intentaré. Pero al ver tu apunte sobre El Mundo de Millás, he saltado del asiento virtual. Completamente de acuerdo, ¡¡¡¡libro imprescindible!!!!

gatchan82 dijo...

con que vuelva cualquiera que sepa escribir, me vale

Reality Bit dijo...

caulfield, es que Millás es mucho Millás. No creo que sea su mejor novela, pero sin duda es el mejor premio Planeta de los últimos diez años.

gatchan82, una generación histórica ya!

henrxy dijo...

Pues figurate que hoy mismo(28/10/08 me iba a comprar esta novela de Izaguirre por el amazon y leo tu articulo y claro ya no tengo ganas pero como ese chico me cae simpatico cuando lo veo por you tube me podria alguien aconsejar un libro suyo que sea interesante?