domingo, 20 de julio de 2008

Entre narcisos, almas gemelas, papagayos y medias naranjas

Pongámonos en antecedentes.
Encontrábame yo el otro día buceando en la blogosfera y me encontré con una página donde se hablaba sobre los 400 euros de ZP. El autor era Thiago, y por esas coincidencias de la vida, mientras yo me empapaba de su visión sobre la jugada impositiva, él leía mis últimos posts, uno de los cuales versa sobre mi novela Tu otra mitad (lo siento, pero si no pongo el enlace a El Corte Inglés, reviento; no por espíritu comercial, sino por orgullo).
Al volver a mi blog, éste que viste y calza, me sorprendí al comprobar que Thiago me había dejado un comentario, así que me sentí en la obligación de devolverle el gesto, sobre todo teniendo en cuenta que había leído el suyo a la vez. En broma, le sugerí que hiciera promoción de mi libro (al más puro estilo del malogrado Umbral) en su reducto virtual. Y él, que es un muy bien mandao, se atrevió a hacerlo, sin haberla leído, algo que en un principio pensé reprocharle porque no me parece bien.
Sin embargo, al leer su post me di cuenta de que en esta ocasión era una virtud. Porque habló de cosas que quizás no hubiera hablado si se hubiera leído el libro. Vacío de prejuicios, se embarcó en una reflexión literario-social sobre "las otras mitades". Y me gustó tanto, que se me olvidó el reproche. En la entrada del 18 de julio, hablaba de la búsqueda del complementario, de esa extraña necesidad de verse realizado en otra persona, que terminará de construirnos como lo que en realidad somos.
Thiago da en el clavo: hay gente que busca "su alma gemela", y hay gente que busca "su media naranja". Creo que lo ideal es buscar a "tu otra mitad".


1. El amor narcisista. El alma gemela.

Narciso, en el mismito momento de enamorarse de su reflejo. La pintura es de Caravaggio, y no, no tuvo un buen día.

Hay quien está tan encantado de haberse conocido que busca en el otro a alguien afín a él, pero de tal manera que casi parecen gemelos. Visten igual, tienen el mismo peinado, utilizan el mismo perfume, escuchan la misma música, leen la misma novela, comen las mismas cosas... Con una tan sorprendente conexión, es imposible llevarse mal. Lo que sucede es que saber cómo reaccionará el otro en cualquier situación, tener exactamente los mismos gustos y experimentar las mismas sensaciones aburre hasta al más narcisista, por mucho que se quiera a sí mismo. Narciso se enamoró de su reflejo en el lago. Y ya no puede dejar de mirarse en el agua, lo que le hace caer al agua y morir. El alma gemela no se enamora de la otra persona (aunque así lo crea), sino del reflejo de sí mismo en los ojos del otro. También muere por ahogo.


2. El amante contrario. La media naranja.

No es una naranja, es un papagayo, pero todo tiene su explicación.


Pues es justo lo contrario. Buscando algo que sea diferente a nosotros, con el objetivo de aprender, experimentar y descubrir cosas nuevas, nos encontramos con un elemento que no tiene nada que ver con nosotros. Es divertido saltar de una novedad a otra, asombrarse al comprobar que alguien puede ser tan diferente, que hay tantas cosas que uno no hizo, que no hará... Con una tan sorprendente desconexión, es imposible llevarse bien. Uno no está preparado para soportar a un personaje que tiene hábitos contrarios a los nuestros. Uno se enamora de lo que le es ajeno porque es exótico. Pero se enamora de esa extravagancia, no de la persona. La media naranja es un papagayo en peligro de extinción: cuando lleva en casa dos meses, ya no sabes qué hacer con él porque nunca será parte de tu entorno, siempre pertenecerá a otro lugar.


3. El amor complementario. La otra mitad.

Ésta sí es una naranja, y se encuentra a su mitad montándoselo con el plátano de la nevera. Es para explicar que la naranja y el plátano son amores complementarios.

La unión de las dos versiones anteriores ofrece mi particular visión del amor. El amor complementario. Ése que surge de la comunión en ideas fundamentales y de la desunión total en ciertos detalles, algo que mantiene vivo el interés por descubrir al otro. Uno se enamora de las coincidencias que observa en el otro, pero al mismo tiempo se siente atraido por descubrir todas las cosas que no tienen en común. Es potenciar lo que nos une y disfrutar aprendiendo de lo que no tenemos en común. Es un amor hacia uno mismo, pero proyectado en el otro. Es descubrirse, siendo consciente de que sólo podrá ser posible con la ayuda de "tu otra mitad". Es utilizar al otro para construirte, y dejar que el otro te utilice para construirse. Para entendernos, tú eres una naranja, y tienes que encontrar al plátano que te complemente: el plátano también es una fruta, pero no es exactamente tu mismo tipo de fruta. En fin, que la comparación es ridícula, pero muy ilustrativa...

Conclusión
Después de más de cinco años de "amor complementario", estoy en condiciones de asegurar que es la única forma de ser feliz. Encontrar a tu alma gemela es muy agradable; vivir la novedad del amor contrario es trepidante. Pero la felicidad sólo se encuentra con el amor complementario. Desde mi humilde realidad, esto es así. Creo que desde la perspectiva de Thiago, también, y por eso le dije que tiene una forma de entender esto muy similar a la mía.

En Tu otra mitad, dos personas que aparentemente no tienen nada en común, descubren que tienen algo fundamental que les une: el deseo de encontrarse a sí mismos. Ésa es suficiente razón para calificar esta relación de amor complementario. Porque, como he dicho, ambos se utilizan para construirse, y dejan que el otro le utilice. ¿Qué hay de malo en utilizar y ser utilizado cuando el beneficio es mutuo?

35 comentarios:

Adidas Superstar dijo...

Jeje, creo que has dado en clavo completamente :D

Tener todo en comun, aburre.

No tener nada en comun, desune.

Poder hacer cosas que gusten a ambos y, la mismo tiempo, tener que hacer cosas que no te gusten de vez en cuando... eso es amor :)

Mart-ini dijo...

me has convencido de pleno!!

gatchan82 dijo...

y por qué hay que encontrar a otro?

Adidas Superstar dijo...

No hay por que... eso ya queda a gusto del consumidor, aunque para mi no hay sensación mejor que que te sonría esa persona "especial"

Thiago dijo...

¡Puff! cari, que maravilla de post...lo suscribo, claro. jaja Claro que siendo escritor así cualquiera, jajaa Pero estoy super orgulloso de esta casualidad y de que te gustara mi post. Efectivamente, tienes razón en lo que dices de lanzarme a la piscina sin haber leído tu libro - que mañana mismo voy a por él a la calle Pelayo, mejor que al Corte Inglés, jaja- pero yo no quería hacer una crónica de tu libro, ¿Cómo me atrevería a hacerlo? Tendría que tener mas morro del que tengo para atreverme a hacerlo. Yo solo me animé a hacer un post personal con las reflexiones que lo que sabía de tu libro me hacía pensar. Me ha gustado mucho esas cosasd el destino que nos llevó a estar leyendo nuestros blogs casi al mismo tiempo.

Y yo hoy que estoy resacoso del Summercase estoy un poco empanado, pero bueno... Me he encantado leerte y más que me cites (al fin y al cabo mi narcisismo anda hoy también por ahí suelto, jaja), y creo que lo he pillado lo que yo exponía de tan "grosera" manera, jajaa.

Realmente esa búsqueda del amor complementario creo que es la que nos marca a todos, el que luego haya gente que convive con otras personas completamente diferentes o incluso opuestas, no estropiea la teoría general. Es verdada que hay gente que ama a quién le hace sufrir (otra cosa que no entiendo, pero hay quién se enamora de un borracho o drogadicto y no puede dejarlo de ninguna manera, o incluso como apunta gatchan92, gente que no necesita a nadie y se basta en su narcisismo y su autosexualidad... Pero repito que la vida es esa búsqueda, si es que es algo...

Me ha encanta leer tu post y eso me confirma en mi auto-definición: soy un mal escritor, un mediano bloguero y un buen "muso" jaja

Muchos bezos.

Iago

Reality Bit dijo...

adidas superstar, el aburrimiento es común a las parejas que son idénticas y a las que no tienen nada que les una. Es una cosa de cajón, pero por lo que se ve (en la calle y tal), no está muy extendido, la verdad. Por cierto, lo de que te sonría esa persona especial es una de las sensaciones más revitalizadoras que existen, más incluso que un polvo, fíjate lo que te digo!

mart-ini, no quiero convencer a nadie, sólo expresar mi punto de vista, ya que se habló de ello en otro sitio.

gachan82, ya estamos! No, no hay necesidad ninguna, pero si la hubiera, ésta es mi visión de esa necesidad. Tú tan radical como siempre... Y lo que me gusta!

thiago, no sé qué más añadir, aparte de que yo también te quiero! Y que no quiero una crónica del libro, quiero una crítica de las duras!

Mario dijo...

Muy interesante tu post, al igual que la imagen que añades de Narciso, obra que me gusta mucho y yo una vez utilicé para ilustrar un post en mi blog.

Sigo reiterando mis deseos de éxitos en tu libro.
Besos.

Thiago dijo...

Cari, a pesar de haber colocado ya un post hoy, no he podido por menos escribir algo sobre tu post, no por nada y pq esté genial, sino para mayor gloria ....¡mía! jaja Y es que estoy superorgulloso de leerte...

Bezos.

Peritoni dijo...

Pues nosotros llevamos 11 años de complementarismos! o sea que tienes razón.

Adidas Superstar dijo...

11 años, la virgen...

yo lo más, 11 meses...

y no será por falta de ganas o empeño... xD

telericatarta dijo...

Tras leer tu certera entrada, pienso que una comunión absoluta con el otro puede ser peligrosa para la relación, porque anula cualquier posibilidad de sorpresa e incluso de independencia, pues la disparidad de opiniones puede ser incluso entendida como traición y olvidar que somos dos, diferentes, independientes.

Caulfield dijo...

He corrido a hacer una lista mental de ex y te tengo que dar la razón. En lineas generales, simetría=aburrimiento, y discordancias extremas=dispersión y ruptura. Término medio=equilibrio con balanceos, lo cual lo hace más interesante. Lo has descrito de manera genial, y todavía me estoy riendo con la pobre naranjita cornuda :D

3'14 dijo...

Siempre he dicho que si saliera con alguien exactamente igual a mí no podría soportarlo. del mismo modo que no duraría ni dos telediarios en una relación con alguien totalmente opuesto, sin absolutamente nada en común.

Estoy con tu visión de las relaciones: Una esencia común que une (la base desde la que se construye), pero con matices diferentes entre ambas persona que complementan, enriquecen y mantienen la magia del misterio. Acercar puntos de vista, interactuar en la comunicación, entender al otro en sus diferencias y aceptarse mutuamente, aun estando en desacuerdo. Tener presente que se vive una relación, pero sin olvidar que esta es fruto de la suma de dos personas distintas.

Voy a tener que ir a la caza de tu libro, soy una sinvergüenza, te dije que leería algo tuyo y todavía no me he puesto manos a la obra. No me lo tengas en cuenta ;) Este... puede que suene a obligación, nooo!!! Me apetece hacerlo ,que conste, y cuando lo haga no dudes que tendrás noticias de ello.

Besos!

Don Otto Más dijo...

Jobar, qué tarde llego!
Pues tienes razón, la verdad... Alguna vez he reflexionado sobre lo mismo hasta darme cuenta de que al final es una cuestión de complementación, pero sólo te das cuenta cuando estás en ello porque, cuando buscas, buscas estereotipos que se ajustan al alma gemela y a la media naranja...
Luego, el día menos pensado, enganchas con alguien y te das cuenta de que cada uno pone lo suyo y es todo más natural... Yo no sé dónde estoy, la verdad, porque estoy en una primera fase de no sé qué... Cagaito y tal, pero creo que lo que disfruto es sentir esa complementación...
Y ya.
:)

BIRA dijo...

Holas! Llego desde el blog de Iago. Te he leído en alguna otra ocasión (traída aquí por la misma vía). No me atreví a comentar entonces y hoy no sé muy bien porqué lo estoy haciendo. Hay mucho nivel en este blog!! Pero es que este post describe de una forma muy clara cosas que a veces pienso y no sé muy bien cómo reflejar (vamos, no lo sé en absoluto, que me voy enredando y hago en mi cabeza lo mismo que en los post o comentarios: enredarme en mil detalles y dejar perdida la esencia de lo que quería contar).

No me enrollo, no te enrollo. Me ha encantado. Y si se puede "optar", voto también por lo complementario. Y en eso ando, intentándolo!

Besos

liliput_ dijo...

ya está bien, hombre. Abajo el amor!!!

Anónimo dijo...

Querido BIT, tengo que darte la enhorabuena, a parte de porel post tan bonito que has realizado, porque desde que has vuelto a retomarlo, el blog me refiero, estás consiguiendo lo que llegaste a conseguir, ya sabes a lo que me refiero, y la verdad es que esoy muy contento, sobre todo cuando he visto a 3`14, me ha encantado que opinara, porque estoy siempre deacuerdo con sus opiniones.
Enhorabuena por lo que tu y yo ya sabiamos!!!!
Besos

Reality Bit dijo...

mario, sí, es una imagen muy bella, pero creo que no es de las mejores de Caravaggio. Sigo pensando que tenía un mal día cuando lo pintó...

thiago, ahora mismo voy para allá para ver qué se te ha ocurrido en esta ocasión. Pero gracias por adelantado.

peritoni, y por extensión, pikitoni, eso ya es vicio! Lo vuestro es no es utilizar al otro, sino abusar del otro! Y que dure al menos 100 años más!

adidas superstar, a mí 11 meses también me parecen demasiados si no es con la persona adecuada. No será que eres poco exigente?

telericatarta, eso de olvidar que en una relación se son dos, y no uno, trae muchos quebraderos de cabeza. Porque en realidad es como un carro tirado por dos caballos: los dos animales se encargan de tirar de esa relación en una misma dirección y con fuerzas parejas; pero cuando los despojan de sus ligaduras, deben correr libres por el prado.

caulfield, los balanceos son necesarios, incluso las dudas. Yo cuando veo una pareja que dice que nunca discute o que se llevan muy bien, digo: "Malo, algo raro hay aquí". Y no me suelo equivocar.

3,14, ya sabía yo que esta visión te iba a gustar. Y por cierto, me enorgullece que quieras leer algo mío, pero ya lo has estado haciendo!

don otto más, estás en el momento más hermoso, aprovéchalo, que luego no es tan bonito! Y tienes razón, uno busca siempre un estereotipo, pero generalmente se encuentra con alguien que resulta bastante más interesante que cualquier estereotipo.

bira, creo que es algo universal, pero uno sale a la calle y se da cuenta de que pocos son los que lo tienen en cuenta.

liliput, cómo eres pa tus cosas. A ti te quería yo ver, qué mierda de cheque es ése? Jeje.

anónimo, gracias por tus palabras. Ya sabes que sólo hace falta tesón y muchos buenos amigos para salir de los baches. Y tú me fuerzas a tener tesón y me empujas a salir de los baches. Así que en eso tú también cumples tu papel. GRACIAS POR DARME UN AMOR COMPLEMENTARIO, POR SER MI OTRA MITAD.

NaT dijo...

Sabes que yo siempre llevo el cuchillo en el bolso... por si encuentro mi otra mitad poder cortarla y llevármela conmigo, no vaya a ser que llegue alguien y se la lleve por error. Claro que de momento no la he encontrado, sólo a esos amigos/as complamentarios que son como mi otra mitad, sin ellos estaría incompleta.

Te dejo besos a medias.

P.d. Y tu espalda como anda ¿mejor? espero que si.

Thiago dijo...

Cari, a ve cómo va nuestro post? jaja

Jolin, un comentario suprimido..¿qué nos dijeron? para tener que borrarlo, o fue el autor? y tienes "Una otra mitad ANONIMA? jaja que listo, no? Asi puedes ser cualquiera, no? YO veo mucho libertinaje en una otra mitad asi, jajaa

Veo que tb. ha venido Bira, un cielo de mujer, generosa comentarista, verás!

Y el comentario de 3,14 muy atinado, como se espera de tan armónico y mágico número, jaja.

Bezos

Matritensis dijo...

Ya sea media naranja o medio limón lo cierto es que es difícil de encontrar y cuando lo encuentras, digan lo que digan, siempre tiene fecha de caducidad.
Un abrazo

Reality Bit dijo...

nat, creí que ibas a decir que también llevabas un exprimidor, para extraer todo el jugo de tu media naranja y tirar la cáscara. No la tires, que es buena para dar aroma a las natillas...

thiago, mi otra mitad ANÓNIMA sólo puede ser ésa. No hay nadie que hable en circunloquios como él!
Y sí, 3,14 es única, escribiendo y comentando!

matritensis, claro que todo tiene su fecha de caducidad. Bueno, más bien, "de consumo preferente". Pero la fecha de caducidad también la ponemos nosotros con nuestra actitud...

coxis dijo...

Qué precioso texto... Y desde luego que yo también me apunto al amor complementario. Tiene que haber cosas en común y luego ir descubriendo poquito a poco las cosas que nunca harías y terminas haciendo, los libros que nunca leerías y terminas leyendo, los grupos musicales que pasarías por alto y terminas escuchando... Y el sentirte querido en una circunstancia así es lo más maravilloso que puede existir.

Stultifer dijo...

Después de un minucioso estudio, STULTIFER te otorga el prestigioso galardón al MEJOR BLOG DEL DÍA en No sin mi cámara por los contenidos y matices. Visitanos y comenta con nosotros. Saludos cordiales.
Vamos, que nos ha gustado mucho y hemos querido acercarnos a tí.
Puedes colgar el Premio voluntariamente en tu blog.

Javier Herce dijo...

Me ha encantado esta entrada. Por cierto que estoy deseando leerme tu libro!!!!!

3'14 dijo...

Este... no es mi cumpleaños pero gracias por el regalo de esos comentarios respecto a los míos propios. Al leerlos no he podido evitar sentirme ciertamente intronarciso total y absoluta.

;)

Reality Bit dijo...

coxis, eso de que te guste música que nunca te gustó o leas libros que nunca pensaste leer es la clave fundamental para comprobar que se trata de un amor verdadero.

stultifer, qué sorpresa más agradable. Como puedes comprobar, no he perdido ni un segundo en colgarme la medalla en el blog. Me siento orgulloso y agradecido, no es para menos!

javier herce, yo también quiero leer algo más tuyo!

Reality Bit dijo...

3,14, como puedes comprobar, por este blog hay gente que te quiere, empezando por mí, claro.

Thiago dijo...

He visto el premio de Stultifer, que ahora compartimos... ¡Enhorabuena! El premio es muy merecido pero el jurado es un mariconazo, jajaja.

Stultifer, no vale ir premiando a mis "conocimientos", jajaj Y ni siquiera me has dado tiempo a darle a Tomás mi sello de Blog Plateado ni de Comentarista Plateado ni nada, jajaj Asi cualquiera, eh! jaja.

Bueno, cari, ya ves que yo, Bira y Stultifer vamos en el mismo lote... ¡Ahora te toca apechugar con nosotros! jaajaja.

Bezos a los dos.

Reality Bit dijo...

Uy, no voy a tener espacio en la columna de la derecha para meter tanto galardón...
Encantado de apechugar con los tres mosqueteros, siempre y cuando me traten como hasta ahora, claro.
Stultifer es un tipo listo, sabe que algún día me haré famoso (más) y quiere tener la satisfacción de decir: "Yo le di un premio al mejor blog del día cuando no era más que un pobre parado".

sonia dijo...

Yo tambien voto por el amor complementario, aunque mas que analizarlo, lo disfruto y punto.
Un saludo.

ale dijo...

Me quedo con el amor complementario. Si te pareces demasiado chocas, te irrita verte reflejado en los defectos del otro que también son los propios. Buscad, buscad y encontraréis.

La felicidad creo que reside en uno mismo, pero no sabe igual sino hay alguien con quién compartirla.

Un saludo.

PasaelMocho dijo...

Andáaaaa, ¡¡¡así que eres escritor de los de verdad!!!

¡Melapunto!

Vulcano Lover dijo...

Sí creo que en lo fundamental estoy de acuerdo, aunque quizá yo lo explicaría de otra manera. pero siempre he considerado que sólo las naranjas completas pueden encontrar en el amor y en la existencia de la otra persona una forma de crecer como personas y no de completarse... completarse ha de completarse uno sólo.
En fin, sobre todo era para decirte que he vuelto de vacaciones, que seguiré pasándome por aquí, que espero también verte por mi ciberespacio (aunque aún no coloqué nada)... nos vemos prontito, con saludos apretados.

Reality Bit dijo...

sonia, sí, lo mejor es disfrutarlo. Si se tiene, hay que hacerlo.

ale, siempre tenemos las respuestas a todo en nuestro interior. Pero no está de más tener un guía que nos vaya endulzando el camino, no?

pasaelmocho, hombre, de los de verdad de los de verdad... Yo diría que soy autor en proceso de convertirse en escritor "de verdad".

vulcano lover, sabes que me pasaré, comentaré y te seguiré, como antes. De hecho, ya lo estoy haciendo.