martes, 7 de noviembre de 2006

La última tribu urbana

Imagen de un reportaje sobre Los Canis, en Antena 3.


La última tribu urbana que amenaza con revolucionar el extrarradio de las grandes ciudades se conoce como Los Canis. Sus señas de identidad son, a saber:

  • Vestir de riguroso chándal de marca (pero no de marca Carrefour ni Alipende, sino marca marca, de Nike pa’rriba), incluso en eventos como bodas, comuniones y comidas de empresa.
  • Calzar zapatillas de muelles (sic) también de marca marca (donde dice "muelles" entiéndase suela gorda y acolchada, en plan amortiguadores del coche).
  • Colgarse todo el oro que uno pille por casa, incluida si se tercia la muela del malogrado tío Paco, si es que te tocó en herencia. Elegir sobre todo cordones de oro, anillos de sello, imágenes de santos... cuanto más ostentoso y barroco, mejor, pero siempre de oro.
  • Tunear el coche y convertirlo en una feria ambulante, da igual el diseño y las posibilidades, lo que importa es la intención.
  • Considerar el hip hop como una religión y adorar a sus sacerdotes sin ambages.
  • Recurrir de manera más o menos habitual a la violencia con tribus contrarias y/o incompatibles.

Esta tribu ha aparecido en las afueras de Sevilla, y se confiensan enemigos a ultranza de los pijos, la tribu urbana a la que detestan y a la que pretenden responder con este look y esta actitud ante la vida.

A mí, qué queréis que os diga, me sigue pareciendo mucho más autóctono y agradable el típico señor de mediana edad que sale los domingos a por el periódico enfundado en su llamativo chándal de táctel del Decathlón, complementado con unos zapatos mocasines de los de borlas en la lengüeta. Al menos es más espontáneo.

Porque también hay señoras maduras y no tan maduras que lucen oro a la menor ocasión, que parece que han encontrado el tesoro de Salomón en la sección de embutido del supermercado y se lo han puesto encima para regresar en el Metro y no levantar sospechas.

El tunning está de moda, y muchos son los que se han apuntado al carro. El hip hop es un estilo cada vez más prestigioso. Y violentos siempre los ha habido, no es nada nuevo.

Así que quien tenga todas estas aficiones y entretenimientos, ya tiene adscripción cultural. Que no se sientan bichos raros porque ahora hay una tribu que los aglutina.

Yo seguiré odiando a los pijos, pero sin pasar a mayores.

29 comentarios:

3'14 dijo...

¿Si formas parte de una tribu urbana te dan el carnet de asociado? ¿Existen reglas sociales? ¿Tipo saludarse por la calle de una determinada manera aunque no conozcas al tipejo en cuestión y lo que os una en común sea pasear el bólido más molongo? (uis.. creo que esta expresión está totalmente en declive o para ser más moderna: de modé ), o ¿usar ropa de marca Nike, que de todos es sabido, basta con viajar un poco que, en los USA, referente cultural de todo intelectual que se preste, es en realidad una marca de lo más baratillo aunque aquí nos la han querido colar como lo "novamás"?
Vamos, que yo seguiré dando los buenos días al primer desconocido que me cruce en uno de mis paseos por el campo (mientras este no vaya armado de una sierra mecánica en las manos y teñido de sangre... :S, entonces lo mejor en esos casos sería echar a correr... ) Y por la ciudad, seguiré fundiéndome entre la mediocridad de la masa sin identidad que no forma parte de ningún colectivo en concreto.. o sea sé, de la inmensa vulgar mayoría, pero que tan a gustito se está entre ella siendo invisible ;)

MM dijo...

Más ke cani, a mí la palabra pa definirlos ke más me mola es POLIGONERO; ojalá la RAE se ponga a ello y la incluya en el diccionario YA.
Parece ke Bigas Luna ha conseguido ke su Juani esté en boca de todos ¿ Eh?

fan number one dijo...

A mi más que modernos, me parecen un pelín "pasaos" de rosca, porque no me digas tu que ir con todos los oracos es ser MODERNO, venga ya!!! Eso es ser hortera de toda la vida, además con las cadenas de lo más grueso y el cristo colgando, me dan espasmos de pensarlo. Yo me debería de considerar moderno porque cuando llego a casa me enfundo mi chandal NIKE, ahora estoy estudiando ponerle muelles al talón de mis deportivas, para rematar la jugada.
Por cierto, aprovecho para avisar a mi primo que para su comunión iré con el chandal, asi me ahorro el compara un traje.
En fin, que de todo tiene que haber en la viña del señor, yo como 3'14, me camuflaré entre el resto de los mortales!

SisterBoy dijo...

Como siempre estos de la tele se enteran a última hora de todo. Esto no es precisamente nuevo, yo diria que tiene unos tres o cuatro años de antiguedad. Lo más gracioso es que en cada sitio se les llama de un modo distinto, aqui por ejemplo se les conoce como "hardcoritos"

Fanmakimaki dijo...

Vamos, los chandaleros de toda la vida. Ne me gusta nada su filosofia o más bien lafalta de ella.

Marujita Robinson dijo...

Hombre, mi hermano una vez se empeñó en ir en chándal al bodorrio de mi prima y cuando se lo dijo a mi tía, y esta le lanzó una mirada, corrió a ponerse el traje sin rechistar. Si quieres conocer más sobre los horterillas de los canis, mira esto: http://bakala007.blogspot.com/

adictofangoria dijo...

No quiero ofenderte pero en tu escrito dices que esto aparece en SEvilla, yo te puedo decir que esto ya Macnamara lo lleva haciendo mínimo un par de años, se te ha olvidado comentar el excesivo fervor religioso que alimentan con todo tipo de figuras religiosas bañadas en oro. Me parecen respetables aunque bastante horteras, de todas formas si es lo que te pide el cuerpo.... ¿Me puedes aclarar tu concepto de pijo? ¿los odias? si muchos de mis amigos te viesen dirian que tu eres uno de ellos. No te enfades, creo que me estoy rodeando de gente bastante radical. En fin, saludos desde Málaga donde no llueve diluvia, si miro a traves de la venta del ciber, puedo ver a Noe, recogiendo todo tipo de especímenes(a la gente de aquí no se le puede llamar ni animales) por cierto, aquí en Málaga también hay muchos de esos "chandaleros" que parecen un poco mariconcetes y luego resulta que son machos-pirulos. Yo prefiero a los que lo negro lo ven negro y lo blanco lo ven blanco, tantas ambiguedades y tantos juegos de hoy voy a ser otro, me aburren bastante. Creo que cada uno tiene una personalidad ( o debe tener) tan marcada como para evolucionar, pero no para de un día para otro ser una cosa distinta, no se si me explico, me estoy rayando...

meltorm dijo...

ya, ya, mucho hips-hops, pero luego en el coche llevan cintas de estopa, camela y los caños (que me sé de unos cuantos)

estos son híbridos de lolailos-yuyús y niños-cenicero. (que no han inventado nada nuevo)

(el Nen tampoco era nada nuevo y curiósamente, un personaje que se creó para parodiar a un tipo de gente se ha convertido en un icono para muchos de ellos...que lástima.)

Cinephilus dijo...

Esto de las tribus es agotador... Tienes que saberte tantas insignias, comprarte tantos trapos, adoptar tantos hobbies... Sinceramente, me cansa mucho menos ser yo mismo.
En cuanto a los canis, el nombre en sí mismo ya me provoca pavor. Autodefinirse como cani dice mucho sobre una persona (o lo que se esconda debajo de ese chándal).
En cuanto al chándal como monumento nacional me quedo con el de la señorona que lo conjunta con sus tacones para ir al mercado a comprar. Y claro, con los de la Pantoja en sus momentos de horterez soliviantada.
Por lo que a mí respecta sigo buscando mi tribu, que como no sea la de los promis (por promiscuos, no se me ocurre otra).

NaT dijo...

Donde habrá quedado el chándal azul de toda la vida con sus dos rayas blancas!!!?? Claro que yo no me lo volvería a poner, que poquito glamour, jajajaj… Está claro que cada uno debe vestir como quiera, en la viña del señor hay de todo; dioses y monstruos, los de demasiado gusto o los de bastante poco, porque hay algunos que hacen daño a la vista. Lo que no es tolerable (creo) es que tengan que demostrar que son los que más ruido hacen, los que más broncas pegan, los más chulos del lugar, etc etc. Así es como se terminan poniendo las etiquetas, las malditas etiquetas y no hablo de las de Nike, Levis y derivados, que te cobran a precio de oro cuando los productos los hacen a precios irrisorios en el tercer mundo. Gracias a quien sea, yo, como 3,14 soy invisible en esta jaula humana, ni siquiera puedo pertenecer a la tribu de Cinephilus…
Saludos desatados

Mari dijo...

tu imagen es todo tu sed es nada

coxis dijo...

estoy familiarizado con esta estética... nacería en Sevilla pero ya ha cruzado fronteras y ha llegado a Murcia

Reality Bit dijo...

-3,14, chica, no te confundas con la mediocridad, tú tienes estilo para destacar ENTRE la mediocridad. Somos mediocres, pero con estilo...
-mm, sí, había oído otras denominaciones, pero ésta es la que más me ha llamado la atención. Y sí, sisterboy, el fenómeno no es reciente, pero como dice mm, la peli de Bigas Luna (que cada vez se luce más, el hombre) lo ha sacado a la palestra.
-fan number one, no sé si serán modernos, pero ellos se califican como vanguardia...
-Marujita Robinson, gracias por el enlace, es muy ilustrativos...
-meltorm, es triste lo del Nen de Castefa, sobre todo para los que sean de Castefa, vaya promoción más distinguida, no?
-cinephilus, eso no es una tribu, es una enfermedad! Ah, pero tú sí eres de una tribu: los adictos a la palabra, como yo!
-nat, mira a los Latin King, que ahora quieren ser una asociación cultural. Primero se empieza arrollando, luego ya pedimos derechos...
-mari, hay tantas veces en que tu imagen tampoco es nada... sobre todo en la actualidad, donde pululan tantas modas incomprensibles.
-adictofangoria, me acabas de descubrir que soy un pijo anti-pijos!

Cinephilus dijo...

Jajaja... qué razón tienes! Lo de que somos adictos a la palabra es una de las definiciones más ciertas sobre mi forma de ser ;-)

Oblikuo dijo...

Yo a esa tribu les llamos los "Chandalinos" y convivo con ellos en varias partes, principalmente en la fabrika del polígono Madrid-Sur donde trabajo... imagínatelos en su vida laboral... ellos asustan, pero ELLAS aterran. Cordones fosforescentes en sus zapatillas imposibles, el mismo color con el que se pintan los ojos. Para mi lo peor es cuando les da por jugar con el piercing de la lengua y sacarlo y meterlo y sacarlo y meterlo... se me ponen blanditos los dientes.
Fabulosa crónica urbana, seguiré consultando.

Gunillo dijo...

Los canis me resultan un grupo social que no llega ni a categoría de tribu. Es más bien una degeneración de una cierta estética seguida de toda la vida por los sectores socio-económicos más bajos.
No me gustan nada-nada de nada.
...........
Y yo de qué tribu soy?
De los Freaky-chic, of course. Y como yo, unos cuantos por esta blogosfera nuestra. :D

duluoz dijo...

son lo que viene a ser un kinki de toda la vida....

Empiezo a entender dijo...

uy, pero yo no podría, todo eso es carísimo !!!

Manolo dijo...

Por aca a esos mismos les llamamos "satelucos" o "coapos", nombre dado por su localización, los primeros vienen del norte de la ciudad y los otros del sur, aunque son como una plaga, cada día son más y andan por toda la ciudad.
Hay cosas que no entiendo de estas tribus... una de ellas es, que, con todo el dinero que invierten en sus autos podrían comprarse uno mucho mejor, tal vez uno de lujo, viajar por el mundo, o yo que sé.
saludos

adictofangoria dijo...

Jajajajaj no te lo tomes a mal, simplemente quiero decir que todo es relativo y que depende mucho de los ojos que lo esten viendo. No te enfades conmigo que sabes que soy seguidor tuyo, que coño seguir, soy fans, en plural, como decía la Agrado en Todo sobre mi Madre.

PIlar M Clares dijo...

¡¡Hola, bit, dispuesta a mordisquear por aquí!!
Pues mira, esta tribu la tengo vista, sobre todo entre adolescentes que han buscado la excusa perfecta para ir en chándal pero arreglaos... cadenas, sortijones, motos, pelos cenicero bien engominaos... Y el blanco es su color.
Es una moda comercial, fundamentalmente comercial, como casi siempre -digo casi por los valores que la moda también puede aportar-, para chavalines que aún dependen de los papis o trabajan fines de semana para llevarla. ¿Cuánto nos quedará aún de este post-post-capitalismo consumista?
Besicos.

La Pichi dijo...

Yo los llamo "nens", que por aquí hay muchos también...Pero además del hip hop escuchan a Camela y demás. Y se creen megamalos, pobrecillos...Me recuerdan al del Canto del Loco en la actitud, que es otro al que no le puedo. En "Yo soy la Juani" apetece matarlo.

Eleanor Rigby dijo...

Hay movimientos culturales, estilos, y o u, lo que fuese mover a un grupo de personas, marcando tendencias lo aplaudo, pero definitivamente mientras nadie dañe a nadie.

¡Bienvenida la diversidad¡.


Un beso!

-marsonico- dijo...

Muy buen post, me encanta todo lo referente a las tribus urbanas, y los canis (sobre todo ellas) me resultan divertidos, aunque en la vida sería uno de ellos, of course! Ahora están en todas partes, en Murcia los llamamos "achos/as", porque es la forma que tienen ellos mismos de llamarse y de acortar el término "muchacho/a". De hecho el término exacto para llamarse entre ellos es "acho/a tío/a". Súper fuerte, sí... Has olvidado hablar de ellas, con sus pendientes de aro rizado, sus melenas rizadas, pintadas como una puerta y chalecos de plumas con pantalones acampanados y megazapatones. Eso sí, no hay culos como los de ellos. Son impresionantes! (tenía que decirlo)

Ex-ratoncilla dijo...

En cuanto a mi animadversión por ciertas tribus urbanas, está al mismo nivel la que les profeso a los cani y a sus odiados pijos. No puedo con ninguno de los dos grupos, unos por su violencia, su estética hortera a más no poder, el ruido que hacen, el miedo que me dan si me los encuentro a solas por la calle. Y a los otros por su orgullo absurdo, su prepotencia, su arcaismo, su estética y esa forma de hablar y de ver la vida que me pone de los nervios!!!.
Saludos Sr. bocadito, hacía tiempo que no le dejaba un comentario.

andrés dijo...

Habiendo vivido en Sevilla muchos años he visto crecer esta tribu, de corte claramente generacional, que sucedió imperialmente a las previas generaciones de heavys y post-hippis que se oponían al mencionado pijismo, siempre estable. He tenido y tengo amigos y familiares canis y tengo que confesar que es, por su virulencia, su feísmo y su adolescenticismo recalcitrante, no una tribu sino una forma estética de estar de lo más atractiva. Quizá sea cuestión de raigambre, no se, o de admiración botánica a lo Bigas Luna.

Anónimo dijo...

weno soi de el ejido (almeria) y quisiera decir que los canis son los mejores(de hecho yo lo soi)"esos canis con las manos en el aire" Al Haze lo adoro es el mejor ...tambien quisiera decir que "putos pijos de mierda"

Anónimo dijo...

elejido k toi cntigo k soi d malaga y k yo tmb soi CANIy un d ls wenas y k sepan ls pijs k son una puta MIERDA y pa los d ls otros comenarios k orteros serei utedes k aunk a vosotros no os gusten esos xandals y esos mueyes k sepais k son los ma wapos k an poio saca ok? po eso y los canis sms lo meores d to andalucia pa k lo sepais vale? enga HAZEEEEE ERE EL MEON TKM WAPO bs pa mi peña

Anónimo dijo...

A mi ellos me dan un poco igual, tienen una única neurona que se activa cuando su churri dice "¡que me ha tocado el culo!" siendo mentira, claro. Ellas son más malas que arrancao, con esos pendientacos que se ponen que de grandes que son se les estira el cuello, como las mujeres cisne africanas que llevan los collares enormes,pero mucho más bello, y con más estilo. se dedican a vestirse con pantalón de chandal de terciopelo rosa chicle, bolso dorado, zapatos dorados, pelo teñido negro,negro, cejas con el color natural de su pelo. Piercing de oro en el lateral derecho del labio superior, y encima tienes que besar el suelo que pisan. Me ponen enfermo, con esos móviles última generación que no saben usar y sin saber leer...
Pero respeto a todo el mundo, que conste.